Fidel simboliza la dignidad de América

fundacion basta ya

bachoRaúl Pérez Peña (Bacho)

El título es de mi íntima y no tímida convicción. Respeto el pensamiento de todo lector. Pero eso implica reciprocidad.

Voy más lejos: en la esfera de los mandatarios, Fidel comparte el reducido, pero solemne sitial de Salvador Allende y de quien brille por su hoja de vida.

Fidel tiene una dimensión universal imposible de opacar.

En América Latina nadó siempre contra la corriente imperialista.

No pudieron doblarle el pulso. No pudieron arrodillarlo. Nunca se rendió a la prepotencia imperialista o a cualquiera de sus títeres, para no hablar de sus plumíferos.

Piense en El Moncada, El Granma, Sierra Maestra o Bahía de Cochinos y otras gestas patrióticas en el perímetro histórico de Cuba.

Por igual piense en su trayectoria Martiana, en las declaraciones de La Habana y en sus comparecencias internacionales. No hay manera de reducir su estatura histórica.

Sin apasionamiento, los pensadores y creadores deben promover ensayos a masificarse en un “Fidel para principiantes” y un “Fidel para entendidos” que reivindique filoso la simbología continental del líder histórico que hizo de Cuba el primer territorio libre en América.

Esa conquista partió de la soberanía plena y se extendió con el territorio libre de analfabetismo, mientras marcaba citas históricas disminuyendo la mortalidad infantil, en Educación Superior, la Salud y otros alcances sociales.

Existe esta consigna lapidaria: “Fidel, Fidel ¿Qué tiene Fidel que los yanquis no pueden con él?” Hicieron lo impensable para “salir de Fidel”. Auscultar en la pregunta y sus respuestas deben multiplicarse mediante investigaciones y conversatorios, en cada país en particular.

El reto es grande y complejo como la química del revolucionario osado, valiente, audaz, firme, visionario, perseverante, humanista.

Los dominicanos tuvimos a Manolo y Caamaño, pero deben levantarse sus relevos al presente desde las multitudes de anónimos, con las banderas de abril, junio y noviembre.

Si continuamos la prédica desde el anonimato han de surgir nuevos líderes continentales que asuman la misión cumplida por Fidel en el camino de la dignidad de América.

Reivindicar a Fidel como símbolo de la dignidad de América es un compromiso de todos.

LasManaclas@gmail.com

fundacion basta ya
¿Te gusta? Compártelo!

Deja tu comentario